Gris al infinito

El deseo de una noche estrellada
que escapa de preguntas
concejos y amarillas
ambiciones.

Es la razón de un deseo,
la continua cuerda
que sostiene mi existencia.

Anegadas son mis caricias
en un marco de nobleza
perdida continuamente

Un cielo gris
obviando mis respuestas
tu cuerpo un liezo
que temo percutir.

Son abrazos de nubes
y cariños casi infantiles
son rumores y destinos
volubles

El sonido de un recuerdo
en el lienzo de tu cuerpo,
cierro mis ojos
la nada me acoje.

Fractales volviendose
los violines, en bemoles,
la histeria quiere
pero impotente se yergue

Es una tarde de grises
que amo en tus sensaciones
Es una tarde de grises
devorando ilusiones

El sol quiere reinar,
y en su reino,
el lienzo de tu cuepo,
desaparecera…

una vez mas…

Anuncios

Acerca de marcinchains

Too much curiosity ... Troppa curiositá ... Mucha curiosidad ... Magnus curiositas ...
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s